El candidato a diputado por el distrito 15 apela a su cercanía con Sebastián Piñera para visibilizar a la región y lograr más recursos desde el nivel central.

El escenario político de la región estará marcado por las elecciones presidenciales, parlamentarias y de consejeros regionales que se realizarán el próximo 19 de noviembre. Sin embargo, en el caso de los diputados, la creación de los nuevos distritos 15 y 16, obliga a los candidatos a desplegar mayores esfuerzos, recorriendo varias comunas para lograr un cupo en la cámara baja.

En el contexto de las elecciones parlamentarias, Javier Macaya (UDI), quien actualmente se desempeña como diputado por el distrito 34, en el próximo período busca representar al distrito 15 compuesto por Rancagua, Codegua, Coínco, Coltauco, Doñihue, Graneros, Machalí, Malloa, Mostazal, Olivar, Quinta de Tilcoco, Rengo y Requínoa.

En ese sentido, Macaya se manifiesta optimista respecto del cambio distrital, ya que “creo que puedo tener la capacidad de influir de mejor manera en la actividad pública”.

Uno de sus objetivos parlamentarios radica en su vinculación con la salud, al respecto señala que “eso no va a cambiar”. Declara que “ahí tienen que generase los cambios conceptuales para que se vaya terminando gradualmente con la discriminación en la salud que recibe una persona si es rica o pobre”.

Su otro foco de trabajo estará dirigido a temas de seguridad, ya que según plantea “la delincuencia requiere un cambio de actitud”.

Asimismo, Macaya rememora el pasado gobierno de Sebastián Piñera y señala la delincuencia “es uno de los temas que generó en su momento más altas expectativas con esto del fin de la puerta giratoria y creo que hoy día ese es un compromiso que en esta segunda vuelta, con la experiencia aprendida, tenemos que aplicar”.

En ese sentido, el diputado enfatiza en que “la puerta giratoria es una realidad, y ningún gobierno le ha puesto atajo a eso”.

Entre sus propuestas para enfrentar la delincuencia asegura que “la seguridad hay que mirarla en dos principales énfasis. El principal es la prevención para evitar que los delitos se cometan y eso va de la mano con que los ciudadanos se organicen, se asocien”.

Sin embargo, Macaya enfatiza en que “esa prevención debe ir de la mano con mayor dotación policial”, por lo cual según su punto de vista “se requiere más policías en las calles y menos en labores administrativas”.

En esa línea, el candidato se encuentra trabajando junto con Carabineros, ya que pudo constatar que “acá hay lugares como el sector poniente de Rancagua y también en Machalí donde tenemos que llegar luego con una unidad de Carabineros. Ese proyecto va a ser emblemático si logro ser diputado”.

En ese sentido, Macaya  aseguró que “centraré mi trabajo legislativo particularmente en temas de seguridad y de salud para hacer un cambio cualitativo en cómo se manejan esas dos áreas en la región”, además “yo espero que esa cercanía con el nivel central en el próximo gobierno permita que seamos una región más visible y que obtengamos más recursos de su parte”,  enfatizó el candidato a diputado.